Prueba de Integridad del Sistema de Ventilación y Medición de Nivel de Contaminación en Salas Limpias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO

La problemática que actualmente se vive en hospitales y clínicas, está vinculada al alto nivel de contaminación al interior de sus diferentes salas críticas, lo cual se refleja en el recurrente número de casos de contagio por infecciones intrahospitalarias. Esta situación se torna dramática en la rigurosidad que debe haber en la infraestructura, consecuencia de la pandemia, con relación al diseño y condición del sistema de ventilación instalado.

NORMATIVA

Existe la norma (ISO 14644-1:2015), que establecen procedimientos e indican los limites máximo permisibles de concentración de partículas, como analogía de la contaminación en salas limpias. En el Perú tenemos la norma técnica de salud NTS 119-MINSA 2015, aunque de manera incipiente, dispone la medición de los parámetros relevantes para la correcta ambientación de este tipo de salas, con el fin de generar la asepsia debida.

RECOMENDACIÓN

Para que los ambientes cumplan con la denominación de “Salas Limpias”, debería de existir un monitoreo y control de los parámetros como: Temperatura, humedad relativa, presión diferencial, flujo laminar, medición de concentración de partículas y renovaciones de aire, siendo estos dos últimos los que permiten saber de manera confiable, la calidad del aire y el estado de la contaminación del ambiente interior.

Para medir el caudal y posteriormente las renovaciones de aire utilizamos un caudalímetro de aire o Balómetro, que a diferencia de un anemómetro de hélice o de hilo caliente, cuenta con un sensor de presión diferencial, calibrado en presión atmosférica y compensado en temperatura, que nos permite realizar mediciones confiables con mayor precisión y exactitud, debido a que la medición abarca hasta 24 puntos de datos en simultáneo, realizando un registro lineal y transversal.

Para medir el material particulado, utilizamos un contador portátil de partículas suspendidas en el aire, a fin de medir su concentración (N° Partic./m3) desde 0.3 µm de diámetro, que corresponde al tamaño referencial que evidencia la presencia de los organismos microbiológicos contaminantes (bacterias) y otros, presentes en el ambiente interior. Estos deben ser cuantificados, contrastados con los límites establecidos en la ISO14644-1, y posteriormente eliminados por medio del propio sistema de ventilación y extracción, de acuerdo a lo indicado en la Guía Práctica para la Prevención de las infecciones Nosocomiales de la OMS (Organización Mundial de la salud).

Abrir chat
Hola, ¿necesitas calibrar algún equipo?